punta mita website design servicio
a
Lorem ipsum dolor sit amet, consecte adipi. Suspendisse ultrices hendrerit a vitae vel a sodales ac lectus.
Instagram Feed
Follow Us

+52 1 3317 06 77 11

Síguenos:
W Concept > Destination Weddings  > 10 errores comunes en bodas de playa ¡Evítalos a toda costa!
Boda-en-playa

10 errores comunes en bodas de playa ¡Evítalos a toda costa!

Si planeas casarte en alguna playa de México, es una excelente idea. Pero hay 10 errores comunes que cometen los novios al casarse en la playa, que debes evitar por completo. ¡Aquí resumimos 10 errores comunes que se cometen en bodas en la playa!

 

1. Casarte en la playa en meses lluviosos

Si no deseas terminar bajo el agua o sufriendo por la lluvia, mejor evita casarte en la playa entre los meses de julio a septiembre. Definitivamente evita la playa si te vas a casar en estos meses.

Dicho esto, la mejor temporada para casarte en la playa es entre noviembre y abril, ya que es muy soleado y el clima es óptimo en general.

 

2. Evita utilizar peinados sueltos, ondulados o rizados

Mejor recoge tu cabello y lleva un bonito peinado recogido a tu boda. No querrás que la brisa y la humedad de la playa arruinen peinados ondulados, sueltos o rizados.

 

3. Nunca planees tu boda en una playa pública

La mayoría de las playas en México son áreas públicas que no se pueden privatizar. Eso significa que terminarás caminando por el pasillo y tendrás un montón de ojos curiosos mirándote, sin mencionar todos los artilugios de playa que se mostrarán en las fotos de tu boda.

Entonces, antes de que decidas intercambiar tus votos en una playa pública, piensa en cómo te sentirás al casarte frente a extraños que te miran fijamente.

 

4. No exageres con la decoración de tu boda

Algunas parejas se vuelven un poco locas con la decoración cuando planean sus votos, con demasiadas conchas, anclas, caballitos de mar, vidrios de colores, etc., artículos esparcidos por el espacio de la ceremonia y la recepción.

No querrás que tus invitados piensen: “Está bien, lo entendemos, es una boda en la playa”. En su lugar, elige algunos detalles de buen gusto para personalizar tu espacio y deja que la madre naturaleza sea tu principal elemento de decoración.

 

5. Presta atención a la ropa que usarás para tu boda

Si estás soñando con una fiesta de etiqueta, con hombres vestidos de esmoquin y tú con un vestido de princesa, ¡Olvídate de la  playa!

No solo tú y tus invitados se sentirán demasiado incómodos con el calor y la humedad, sino que ese tipo de atuendo simplemente no funcionará con el ambiente general del lugar. La playa es sinónimo de relajación y ser relajado, no rígido y mal ventilado.

 

6. Tacones Nooooo

Si hay algún tipo de piso sobre la playa que conduzca al altar, entonces puedes usar los zapatos que quieras. Pero si no hay apoyo allí, piénselo dos veces antes de usar tacones. 

Un paso en falso y estarás boca abajo con la boca llena de arena. Y no te olvides de tus invitados: una canasta de chancletas en la entrada del lugar de la ceremonia es un buen detalle para quienes deseen quitarse los tacones altos o simplemente no quieren mancharse de arena los zapatos.

 

7. No pases por alto el sonido

El sonido de las olas puede ser relajante, pero también causar estragos durante la ceremonia de tu boda. Dado que deseas que tus seres más cercanos y queridos puedan escuchar lo que sucede en el altar, asegúrate de que haya un buen  sistema de sonido instalado de antemano.

 

8. Los invitados odiarán sentirse incómodos

Cuando te casas al aire libre, debes hacer un esfuerzo adicional para asegurarte de que tus invitados estén felices y cómodos. Asegúrate de que haya agua, bloqueador solar, sombrillas, ventiladores, anteojos de sol y cualquier otra cosa que se te ocurra para cuidar a tus invitados y seres queridos.

 

9. No enviar invitaciones por lo menos dos meses antes  

Es posible que tus invitados no vivan cerca de una playa, por ende, si te vas a casar en la playa deberás prever que existan habitaciones disponibles en los hoteles más cercanos. Quizás desees reservar habitaciones para familiares y amigos.

 

10. No contar con un Wedding Planner  

Definitivamente, contar con un Wedding Planner hará que evites cometer cualquiera de los errores antes mencionados. Podrás delegar muchas de estas tareas a tu Wedding Planner y concentrarte en disfrutar al máximo el día más especial de tu vida.

 

 

No Comments

Leave a reply